Esta página web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.
Sin embargo, la web puede contener enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a esta que el usuario podrá decidir aceptar o no cuando acceda a ellos.
Para obtener información adicional sobre el uso de las cookies, acceda a nuestra Política de Cookies.

Ver Cookies Aceptar
Así de sencilla es la instalación de una piscina de poliéster

Así de sencilla es la instalación de una piscina de poliéster

Si llevas tiempo queriendo tener una piscina en tu vivienda y aún estás dudando sobre si instalar una piscina de poliéster o construir una de obra debes saber algunas cosas importantes que decantarán la balanza a favor de las piscinas de poliéster. Hay varios aspectos a tener en cuenta cuando comparamos estos dos tipos de piscinas, pero debemos centrar nuestra atención en los dos factores más importantes, el precio y la instalación.

Las piscinas de fibra de vidrio son mucho más baratas que las piscinas tradicionales y además ofrecen unas prestaciones similares en lo que ha resistencia y durabilidad se refiere, pero además, este tipo de piscinas tienen otra característica muy ventajosa, su fácil instalación.

El proceso de instalación de una piscina de poliéster es muy sencillo y se puede dividir en cinco pasos. El primer paso consiste en realizar una excavación para realizar el agujero en la zona donde se va a colocar la piscina, siempre y cuando no esté ya realizado. En este aspecto debemos tener en cuenta que la superficie en la que se va a llevar a cabo la instalación debe presentar una serie de características.

Así de sencilla es la instalación de una piscina de poliéster

El terreno debe ser firme, homogéneo, tener una nivelación correcta sin demasiados grados de inclinación y tener el tamaño adecuado, por lo general, como mínimo, de unos 5x3 metros. Este último aspecto no debería ser un problema, pues en Poliéster Infinity fabricamos tres modelos de piscinas de diferentes tamaños para poder adaptarnos al espacio del que dispones.

Una vez se comprueben las características de la superficie en cuestión y se realice el agujero hay que nivelar bien el suelo utilizado grava para facilitar el encaje del vaso de la piscina. Este es el siguiente paso, la instalación de la piscina de poliéster.

Una vez que la piscina esté bien encajada y adherida en el suelo se procederá a comprobar la nivelación de la misma. Cuando tengamos la piscina bien nivelada se rellenará es espacio sobrante que hay entre la pared de la piscina y la excavación volviendo a utilizar grava. Esto evitará que la piscina se mueva o se desplace.

Al mismo tiempo que se realiza este proceso se realizará también la instalación de los elementos externos a la piscina, es decir, la depuradora, las tuberías, el skimmer, etc… Debes tener en cuenta que este tipo de elementos, al estar instalados de forma externa, ocupan un espacio extra, así que tienes que asegurarte de poder tener espacio suficiente.

El último paso en el proceso de instalación es la colocación de la piedra de coronación. Este tipo de piedra se coloca por todo el borde la piscina y sirve para facilitar el acceso y la salida de la misma. Este elemento también cumple una función embellecedora. Una vez se haya realizado este último paso lo único que queda es llenar la piscina y empezar a disfrutar de ella.

Así de sencilla es la instalación de una piscina de poliéster

Recuerda que en Poliéster Infinity no sólo fabricamos la piscina, sino que además realizamos envíos e instalaciones por toda España. El proceso de instalación, si las condiciones son óptimas, se podría realizar en dos o tres días. Si tienes decidido instalar una piscina de poliéster en tu vivienda no lo dudes más, contacta con nosotros.