Esta página web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.
Sin embargo, la web puede contener enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a esta que el usuario podrá decidir aceptar o no cuando acceda a ellos.
Para obtener información adicional sobre el uso de las cookies, acceda a nuestra Política de Cookies.

Ver Cookies Aceptar
Mantenimiento de las piscinas en invierno.

Mantenimiento de las piscinas en invierno.

Mantener el agua en invierno no es lo mismo que en las temporadas veraniegas, por ello su cuidado en esta época del año es mas especial. ¿Qué hay que hacer cuando llega en invierno?
Con el cambio de estación, hay una serie de elemento que debemos de tener en cuento a la hora de mantener el agua de nuestras piscinas y acabar así con gastos que no son necesarios. Algunos de ellos son:
- El mantenimiento y cuidado de las piezas de piscina./ - Los químicos especiales que se utilizan las épocas de temperaturas más bajas del año./ Centrándonos en el primero de ellos, en estas temporadas hay que prestar especial atención a las piezas que forman una piscina. Las bombas, los skimmers y demás piezas deben tener un cuidado personal. Son piezas fundamentales para las piscinas y que suelen estar a la vista, por tanto, están muy expuestas y requieren cuidados vitales para que se produzca un correcto funcionamiento y un buen tratamiento de las aguas de las piscinas.
Hay tres elementos fundamentales: la bomba, el filtro y el calentador. Durante la época invernal, estas piezas deben ser revisadas de forma periódica para asegurarnos de que están en buena calidad y que, cuando llegue el verano, estén como siempre.
Además, es importante asegurarse de que el agua de todas partes esta siendo removida en exceso. Todo esto, evidentemente, depende de cómo de bajas sean las temperaturas, puesto que puede que el agua se congele y esto genere, a su vez, ruptura en las tuberías. Todo esto generaría un problema grave que podría tener unos gastos muy altos e incluso consecuencias irreparables.